Almendras

Almendras y alimentación funcional

armela – ametlla – almendra – almond – amande – mandel – mandorla

Almendras del Maestrat

La almendra, armela en el habla local, es el fruto del almendro (Prunus dulcis) Su floración en pleno invierno pinta el paisaje de tonos rosados que contrastan con los monotonos grises y verdes del resto de la vegetación.

La variedad Marcona es la más sabrosa de todas. Su reconocimiento ha traspasado todas las fronteras e incluso los americanos la importan, porque no tienen ninguna que resista la comparación. La marcona del Maestrat es una variedad población con características únicas que hacen que el gremio de pastelería y la industria del turrón la tengan como preferida.

5/5

Las almendras son un alimento natural y saludable.

25 almendras al dia (30 gr. de almendras) la cantidad recomendada para beneficiarse de sus propiedades.

Las almendras son ricas en vitamina E, magnesio y manganeso, y una   fuente de fibra, cobre, fósforo y riboflavina.

Una porción de 30 gr. contiene 13 gramos de "grasas buenas insaturadas", sólo 1 gramo de grasa saturada y nada de colesterol. A igualdad de peso las almendras son los frutos secos que aportan más proteína, fibra, calcio, vitamina E, riboflavina y niacina.

Consumo responsable

Siempre moderado

El snack más saludable

Las almendras son fáciles de conservar, llevar y consumir, por lo que son muy adecuadas para el consumo en movilidad, para recargar las «baterías» entre comidas, para reducir la fatiga en días de horarios que no terminan, durante los viajes o en cualquier momento que tengamos que ingerir energía pero no disponemos de tiempo ni de respirar para comer.

Beneficios del consumo moderado y continuo

Sólo 25 almendras
al día (30 gr.)

  • Acción antioxidante
  • Fuente de vitaminas y minerales
  • Reducción de peso
  • Reducción del colesterol
  • Reducción del hambre
  • Mejora del rendimiento y la resistencia
  • Mejora de la salud cardiovascular
  • grasas saludables

Composición nutricional de las almendras

La siguiente tabla permite comparar el efecto de diferentes tratamientos de preparación de las almendras con su valor nutricional.

Comparación de las propiedades nutritivas de los frutos secos

La siguiente tabla nos permite comparar el valor nutricional de una porción de 30 gramos de diferentes frutos secos. Las aportaciones más significativas de cada fruto se destacan en rojo.

Alimentos funcionales por excelencia

Las propiedades de las almendras se han ido descubriendo desde el momento en que más allá de su valor nutricional, se han investigado como alimento funcional. Es decir, por el efecto que causan en nuestro organismo una vez asimiladas las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales que las componen.

Las almendras tienen increíbles beneficios para nuestra salud, que van mucho más allá de la riqueza nutricional. Estos beneficios se derivan de su composición química y han sido demostrados por numerosos estudios de investigación. El consumo moderado en continuo contribuye a la reducción del riesgo de padecer numerosas enfermedades.

La estructura típica de los estudios científicos es someter a muestras representativas de la población a diferentes dietas y luego comparar durante años el efecto de esas dietas sobre su salud con respecto a la media de la población. Y así es como se ha generado la evidencia científica de los siguientes efectos de las almendras.

Acción antioxidante

Las almendras son ricas en flavonoides, generalmente presentes en frutas y verduras. Los flavonoides eliminan los radicales libres que envejecen nuestro organismo. Actúan a nivel celular reduciendo su alteración y la consecuencia es que nos mantenemos más jóvenes y más resistentes a las enfermedades.

Además, las almendras también contienen catequinas que añaden su acción al efecto de los flavonoides. La catequina nos ayuda a estabilizar la cantidad de radicales libres en nuestro sistema. Como consecuencia, la acción combinada de los dos refuerza nuestra salud y nos mantiene más jóvenes.

Prevención de cálculos biliares

El consumo de almendras se ha asociado con una disminución en los riesgos de generar cálculos biliares. Especialmente por su efecto reductor del nivel de colesterol en sangre.

Los cálculos biliares son precipitados salinos que se producen en la vesícula biliar. Causan niveles elevados de colesterol en la sangre.

Provocan dolor abdominal, amarilleamiento de la piel y vómitos. Son más frecuentes en mujeres, personas con sobrepeso y en personas de la tercera edad. En las mujeres, los tratamientos hormonales y el embarazo son factores que aumentan el riesgo de aparición de cálculos biliares.

Fuente de Minerales

Las almendras proporcionan cantidades significativas de fósforo, potasio, calcio, manganeso y magnesio.

El magnesio juega un papel esencial en la producción de energía.

El manganeso es esencial para la estructura ósea. La deficiencia causa alta presión y problemas de circulación vascular.

Vitamina E

La vitamina E ayuda a reducir la viscosidad de la sangre, previene la formación de coágulos, mejora la circulación sanguínea por los vasos más finos, y en conjunto, disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares.

30 gramos de almendras contienen 7,69 mg de vitamina E, conocido como alfa-tocoferol, la mitad de la cantidad diaria recomendada. La mayoría de las personas solo ingirió la mitad del valor diario recomendado.

Vitamina B

La vitamina B desempeña un papel fundamental en la transformación de los alimentos en energía.

La vitamina B1 (tiamina) (0,06 mg en 25 armeles) interviene en la mejora del tiempo de reacción y en la
renovación celular.

Vitamina B2 (riboflavina) (0,34 mg en 25 almendras) Mitiga el dolor de cabeza y cancela los radicales libres.

La vitamina B3 (niacina) (1,09 mg en 25 armeles) reduce la ansiedad, previene las enfermedades neurodegenerativas (demencias) y aumenta el colesterol «b».

Vitamina B6 (Piridoxina) (0,04 mg en 25 armeles) reduce el riesgo de cáncer de colon, mejora el estado de ánimo general y la calidad del sueño.

La vitamina B9 (ocid) (13,2 mcg en 25 armeles) ayuda a regular el estado de ánimo. Durante el embarazo, ayuda a mantener un crecimiento saludable en el feto y reduce el riesgo de defectos congénitos.

Energía Liberación lenta y pérdida de peso

La combinación de proteínas, grasas insaturadas y fibra de las almendras ralentiza la digestión. Este factor hace que la energía que contienen a se libere y asimite lentamente. Los picos de glucosa en la sangre se modifican y el suministro de energía en la celulosa se mantiene durante más tiempo.

La consecuencia es que nos permite una mayor resistencia en las actividades de larga duración, mejorando el rendimiento y reduciendo la sensación de cansancio.

Además, la ralentización de la digestión nos mantiene despiertos, reduce la sensación de tener hambre, nos ayuda a comer menos, y en combinación con todo lo anterior a perder peso.

Estudios científicos han demostrado la relación entre el consumo de almendras y:

  • mejora del metabolismo
  • reducción del hambre
  • reducción de la cintura
  • pérdida de peso

grasas saludables

Las grasas saludables de las almendras ayudan a perder peso y a reducir el nivel de colesterol. Se ha descubierto que el consumo moderado y continuo de almendras reduce el colesterol «malo», LDL, en nuestro cuerpo y también la grasa abdominal.

Las grasas monoinsaturadas tienen efecto reconocido sobre la capacidad de regular el colesterol en la sangre. El exceso de colesterol «malo», LDL, provoca la obturación de las arterias, mientras que el colesterol «bueno» ayuda a eliminar el «malo» de nuestro cuerpo.

Una porción de 25 almendras (30 gr) contiene 14,98 gramos de grasa, de las cuales 9,46 gr son monoinsaturadas, 3,70 gr poliinsaturadas y solo 1,14 gr saturadas.

Se tiene la idea de que las personas con colesterol alto y exceso de grasa no pueden consumir alimentos grasos aunque sean saludables. Sin embargo, se ha demostrado que las personas con hiperlipidemia (exceso de grasa en el cuerpo) a las que se incorporaron almendras a su dieta, redujeron significativamente el riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

Salud Cardiovascular

La fluidificación de la sangre, que reduce el riesgo de formación de coágulos, junto con la reducción de la placa de colesterol en las arterias, reduce el riesgo de ataques cardíacos. La acción anticoagulante también reduce la presión arterial y mejora la circulación en su conjunto.

Reducción de la incidencia de cáncer de colon

Se ha demostrado que la incorporación de almendras en la dieta reduce el número de focos de cripta aberrantes en el colon. Se cree que estas lesiones conducen al cáncer de colon. Este hecho indica que el consumo continuado de almendras podría reducir el riesgo de padecer cáncer de colon.

Ir arriba